50 AÑOS DEL MERCADO MUNICIPAL DE ATIZAPÁN DE ZARAGOZA: NACIMIENTO DE UNA CIUDAD Y ORIGEN DE LA FORMALIDAD DEL COMERCIO ESTABLECIDO

14/08/2022

En su fiesta por su 50 aniversario, la música y el colorido envolvieron la atmósfera del Mercado Municipal de Atizapán a la que acudió el Presidente Municipal, Pedro Rodríguez Villegas, quien felicitó a todos los locatarios por el esfuerzo que han realizado a través de medio siglo.

“Este mercado es un ícono para todos los atizapenses, de mucha tradición, es un orgullo para todos. Yo creo que es tiempo de rescatarlo y darle nueva vida. Debemos consumir lo local, de aquí viven muchas familias y tenemos que darle vida a este lugar”, destacó Rodríguez Villegas.

Con su nacimiento y desarrollo en 50 años, el Mercado Municipal de Atizapán de Zaragoza ha acompañado la transición de un pueblo a una ciudad en constante crecimiento que pasó de 50 mil habitantes en 1970, a poco más de 523 mil pobladores de acuerdo al censo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) 2020.

De acuerdo con el cronista municipal, Arturo Trueba, el mercado que se estableció en 1972, “es un referente del desarrollo de Atizapán de Zaragoza y le dio formalidad al comercio establecido”.

Los registros marcan que, bajo la presidencia municipal de Eduardo Luis Yáñez, se consolidó el proyecto para contar con un mercado que cubriera las necesidades de abasto para la incipiente ciudad.

La familia Yáñez donó los terrenos para crearlo y por instrucciones del Gobernador Carlos Hank González se trazó el circuito vial que rodea al mercado.

Trueba relató que, “previamente a la apertura del mercado, se instalaba diariamente a las afueras del balneario de Atizapán, un mercadito con puestos semiambulantes y algunos en el piso, utilizando la banqueta que hoy ocupa la bahía de ascenso y descenso del pasaje, frente a la Alameda Central y el Frontón, justo en el cruce con la Calzada San Mateo”.

Agregó que, los comerciantes fundadores provenían directamente de ese espacio, “por ello la comunidad atizapense recuerda con cariño a Don Juan Rodríguez el “Aguacatero”; a Doña Julia Martínez Acevedo, con sus productos para la casa; a Librada Muñoz con sus abarrotes; a Librado Balderas, y por supuesto a Benito Reyna y Humberto Reyna con su tradicional puesto de barbacoa, lugar obligado de paso para los visitantes del mercado”.

A 50 años todavía se conserva la tradición y herencia en la venta de productos y antojos por parte de las familias fundadoras del mercado.

Doña Enriqueta Nuñez Martínez, instalada en la Cocina La Morena, recuerda con nostalgia los primeros días del lugar. Luce una sonrisa al recordar que abrieron el local cuando contaba con tan solo 8 años de edad.

“Me gusta mi trabajo, uno se siente realizado aquí, mis hijos aquí se criaron, ahorita son mis nietos y bisnietos. Muchos de los compañeros que venían desde el balneario, desgraciadamente ya se fueron. El mercado nos da para vivir, antes de que pusieran Las Bodegas esto era muy bueno, pero gracias A Dios aquí estamos”, recalcó Doña Enriqueta.

Entre lágrimas, recuerda con mucho cariño la herencia que le dejó su madre, dice que desde los 8 años trabajó a su lado y le enseñó a ofrecer los guisos que se han mantenido durante los 50 años del mercado.

Historia paralela es la de Humberto Reyna Vázquez, quien recuerda a su padre Humberto Reyna Lara llegó a vender barbacoa desde 1972.

“Desde los 7 u 8 años, aquí me crié y me gustó el negocio. Aquí habíamos unos 6 barbacoyeros y ahora solo quedamos dos. Por aquí han pasado políticos como David Castañeda, Ana Balderas, aquí crecieron. Los Yáñez, los Guzmán, los Franco, los Alcántara, fueron de los fundadores”, destacó.

En su negocio de quesadillas, Julia y el Güero, Doña Julieta Escobar sigue atendiendo a los clientes como desde el primer día. Sostiene que trabajando, la vida va bien.

“Todos los días me levanto a las 5 de la mañana y llego al mercado a las 7 o 7:30 de la mañana. Hay una gran satisfacción de que todavía puedo venir y valerme por mi sola. Este trabajo es como una terapia para mí.

“El día que inauguraron este lugar, a mi mamá le dieron una cocina, a mi hermana, a los que trabajábamos en el balneario nos dieron un local”, relata.

Hoy, el Mercado Municipal Zaragoza cuenta con 72 licencias activas, que ejercen alrededor de 50 locatarios y comerciantes en diferentes giros de actividad comercial.

A los festejos asistieron la Diputada Federal, Ana Balderas, quien es hija de Don Librado Balderas, uno de los fundadores del mercado, también asistieron familiares de la familia Yáñez, así como síndicos y regidores para convivir con las y los comerciantes.

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email