Canirac tiene que reinventar sus cartas para no repercutir en los comenzales los incrementos de un 25 por ciento que han sufrido los alimentos

14/08/2022

Mauricio Massud Martínez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera, afirmó que los alimentos han tenido incrementos hasta de un 25 por ciento, tanto en cárnicos, harinas, pollo, huevo, frutas y verduras.

Así lo destacó tras ser entrevistado, luego de haber firmado un Convenio de Colaboración con la Asociación de Empresarios y Ciudadanos del Estado de México ( Asecem), que preside Raúl Chaparro.

Massud Martínez, afirmó que es una falacia la supuesta inflación del 7.5 por ciento, pues la realidad refleja que los productos de la canasta básica superon un 25 por ciento de incrementos en su costo.

Lamentablemente, destacó, se busca no incrementar mucho los precios, «porque eso repercutiría en nuestros establecimientos y podría ahuyentar a los consumidores, si se dan elevados costos».

La Canirac del Estado de México, dijo, busca ser una de las más fuertes a nivel nacional, pues actualmente existen más de 60 mil establecimientos de negocios y bebidas

Se genera más de 350 mil empleos directos, es un sector realmente importante y ese tipo de alianzas, » nos da mayor certeza para nuestros representados y la vinculación que se tiene con las autoridades».

Destacó que se tiene un trabajo de años y se quiere seguir fortaleciendo.

Pronosticó que el año que entra se vislumbra complejo, porque es electoral y el trabajo tiene que continuar.

Hace más de dos años y medio la pandemia trajo cierre de negocios y ahora, es la situación inflacionaria la que esta pegando a la economía.

«Semana con semana enfrentamos cuáles son los retos, qué insumos y el 7 u 8 de inflación que maneja el gobierno, es una falacia», insistió.

Se tienen insumos como proteinas y harinas, que han tenido incrementos arriba del 20 al 25 por ciento, «es algo muy complicado, que nosotros lo traslademos a nuestras cartas»

Insistió que no han tenido cierres de negocios, pero si están en una etapa compleja, hay que reinvertarse y buscar el consumo local y transformar los menus, a aquellos que no tengan tanto impacto de incremento.

No han registrado baja de comensales, pero no han recuperado los que se tenían en el 2019 y actualmente, se encuentran por debajo de un 30 a 35 por ciento, de los clientes que se atendían.

Para sobrevivir, destacó, «tenemos que ser más creativos en nuestras preparaciones en nuestros platillos y ver qué insumos podemos utilizar y que no hayan sufrido mucho incremento», insistió.

Lo importante, dijo, no trasladar los incrementos porque eso significaría que el cliente ya no salga a comer a los restaurantes, sin bajar la calidad».

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email